Hidromiel artesanal Manuela DULCE 50 cl

Hidromiel artesanal Manuela DULCE 50 cl

Precio habitual €8.95 Oferta

  • ¿QUE ES HIDROMIEL?

El hidromiel (o aguamiel) es una bebida alcohólica basada y fundamentada en la fermentación de agua y miel, cuya graduación alcohólica oscila entre los 11º y los 15º, dependiendo de su elaboración. Sus propiedades nutritivas (por la miel de abeja la cual es un poderoso suero natural) y enzimáticas (propias de la fermentación en sí), ayuda a la digestión, purifica y fortalece el estómago, es energizante y revitalizante

amén de ser un potente afrodisíaco en las diferentes variedades y recetas que existen. El origen de la receta de esta bebida viene de la mano de Las Cruzadas, que llevaron a Europa la costumbre de utilizar muchas especias. Las materias primas típicas de Medio Oriente conquistaron, con sus aromas y sabores, a los Templarios, padres y donantes de este presente que hoy por hoy, por cuestiones del azar, podemos degustar y deleitarnos con sus distinguidas y sutiles impresiones dirigidas al gusto y al olfato

  • LA HISTORIA

 

Su historia es muy curiosa, dado que se considera la bebida fermentada más antigua que se conoce, mucho más que la cerveza y el vino, y probablemente es la primera bebida alcohólica que comenzó a beber con asiduidad el ser humano. Sus orígenes se pierden en el albor de los tiempos y ha sido consumida por todo el mundo antiguo, desde África a los países Nórdicos y de China a América pasando por toda Europa y sus numerosos pueblos. Como dato curioso, y para instaros a que indaguéis sobre su historia, en la antigüedad existía la tradición entre las parejas casadas de beber hidromiel durante un ciclo lunar después de la boda para conseguir hijo varón. (De ahí proviene la tradición actual de que las parejas, después de casarse, se vayan a una “Luna de miel”)

 

 

  • HIDROMIEL MANUELA DULCE 50 cl (14ºAlch)

 

Un “vino de miel” transparente, limpio, de un color entre ambarino y oro viejo, brillante y luminoso, con irisaciones doradas; con una graduación alcohólica de 14º, confirmada por las gruesas lágrimas de descenso lento. Después de una sensación cosquilleánte en la nariz, se exhiben aromas florales que recuerdan el azahar o el geranio, y frutales que recuerdan a algunos frutos del bosque como las moras en un marco leñoso, evocando a la vainilla.

Estas sensaciones se confirman cuando desde la boca o desde el estómago emergen aromas que de forma retro nasal invaden las terminaciones olfativas. En la boca, redondo esta una impresión dulce en el ápice de la lengua y una impresión ácida en el lateral que justificaría la intensidad aromática, evolucionando en la boca a una sensación agridulce agradable

Perfecta para “el emborrachado” de dulces de repostería